Connect with us
googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1534286934626-0'); });

Entretenimiento

Creadores de la serie ‘Tijuana’ de Netflix hablan de la difícil labor de los periodistas en México

Published

on

Imagen: Daniel Posada y Hammudi Al-Rahmoun Font en el set de Tijuana (Foto cortesía de la producción de Tijuana).

La serie ‘Tijuana’ estrenada en Netflix el pasado mes de abril retrata la cruda realidad del periodismo en México, una labor cada vez más difícil en el país que incluso ha obligado a algunos trabajadores del gremio a solicitar protección por parte de las autoridades.

Muertes lamentables, amenazas, y un temor constante, fueron el foco de esta producción que encontró una manera perfecta de rendir homenaje al oficio periodístico en el país azteca.

En episodios de 45 minutos, ‘Tijuana’ representa la lucha de un periódico de la ciudad en contra la corrupción del país, una obra que se establece como el testimonio de un país asediado por los ataques directos a la verdad política.  

La historia comienza con el asesinato de un candidato a la gubernatura del estado, hecho que un grupo de reporteros del periódico local decide investigar a fondo, sin contar que se encontrarán con una peligrosa red de corrupción, algo que expondrá sus vidas.

En esta entrevista, los showrunners de la serie ‘Tijuana’ de Netflix, el colombiano Daniel Posada y el español Hammudi Al-Rahmoun Font, cuentan cómo la industria del entretenimiento puede ayudar a abordar estos temas tan importantes que en muchos casos no son tenidos en cuenta ni siquiera por la prensa internacional.

¿Por qué decidieron producir una serie sobre las amenazas el periodismo en México?

DANIEL: Cuando empezamos este proyecto, México era el segundo país más peligroso para ser un periodista, nos pareció un tema que llama mucho la atención – ahorita voy a dejar que conteste Hammad porque él tendrá una buena respuesta para complementar esto, pero básicamente, vivíamos en un país donde las historias que se están contando siempre van en lo mismo, que las historias que están saliendo de México tocaban los mismos temas y no había ninguno hablando sobres los temas que para nosotros eran sumamente importante, es una realidad que no muchos mexicanos conocen. Cada vez que tenemos esta plática o cuando la gente ve la serie, hay esta percepción de ‘uy no sabía que estaba así de mal.’ Esta situación en México, entonces pues queríamos poder darle voz, o luz a este tema, y voz a estos periodistas [..] parece que amerita contar una historia, ¿no? que contemos la historia, ¿no?  No sé Hammudi, ¿qué piensas tú?

HAMMUDI: Sí, sí, y mira, no es que solo en México la gente no lo sepa, mucha gente lo sabe, aunque hay muchos que no es cierto, el problema es que en el mundo no se sabe. Al menos, yo soy de Barcelona, y es algo que no conocemos. Y es muy grave. Incluso periodistas no conocen esta realidad, entonces, Netflix, pues es una oportunidad porque se abre a todo el mundo, es una oportunidad no solo de hacer una serie local, sino también hacer una serie que irá a todo el mundo y va a explicar algo que la gente no conoce, y que es muy bestial.

¿Hay una razón en particular por la que eligieron Tijuana?

HAMMUDI: Por varios motivos, primero porque, pues Tijuana es una ciudad fronteriza, tiene una realidad que la hace muy específica, el hecho de que, de alguna manera, que…es una frontera que conlleva un nivel de tráfico general, tráfico de personas, de dinero, de armas, y toda la corrupción que esta provoca. Entonces, Tijuana tiene una situación geográfica que la convierte en un sitio con muchísimo interés económico, y por lo tanto con muchísima corrupción. Entonces muchos más bestial ser periodista donde hay más intereses oscuros. Y después, que Tijuana tiene algo muy especial, porque no se parece demasiado al resto de México. Es una ciudad muy nueva, que ha crecido en muy pocos años, y tiene algo un poquito salvaje, un poco la situación de un Western, no, que la ley ahí, pues se ha hecho a base de pegas y ostias, entonces, nos pareció, bueno, un sitio donde, había muchas posibilidades de contar esta historia de una forma muy dramática porque ser un periodista ahí es todavía más peligroso.

DANIEL: Sí, y quizás agregando a eso, es una ciudad tan violenta, salió un reportaje que Tijuana es considerado la ciudad más violenta en el mundo en este momento. Es una ciudad con tanta violencia que por lo mismo, la necesidad de este nivel de corrupción y este nivel de crimen, ha nacido un periodismo de investigación muy fuerte en Tijuana, o sea, los periodistas de investigación más chingones son los de Tijuana. Entonces sí tenía sentido por ese lado.

¿Hay secciones de la trama basadas en situaciones reales o testimonios?

DANIEL: Pues, mira, es un poco como, bueno, la serie es ficción en teoría. Lo que va ocurriendo es ficción, los personajes son ficticios, los casos que están investigando son ficticios pero, sí se aterrizan en anécdotas, no sólo de Tijuana, no solo de México, sino de todo el mundo de casos de periodistas, de cosas que estaban investigando que nos parecían interesantes, que estaban siguiendo estas líneas. Entonces está inspirada en personajes reales, y para escribir la serie pasamos un tiempo en Tijuana con periodistas, los acompañamos en su trabajo en su día a día, y recogimos muchas cosas de esto para alimentar la serie, pero ya las tramas que van ocurriendo dentro de esto […] Es ficción inspirada en personas reales y eventos reales, pero no es un biopic basado en hechos reales, con fecha y lugar y gente involucrada, es muy diferente, o sea no es un documental, a fin de cuentas, tampoco es un biopic, es “inspired”, no es basado en algo.

HAMMUDI: Y para añadir a esto, nos inspiramos en la realidad porque en este caso, siempre la realidad supera a la ficción. Siempre es más bestial de lo que tu harías en ficción.

¿En el marco de telenovelas, hicieron elementos más dramáticos de lo normal para que la serie atrajera una audiencia más amplia?

HAMMUDI: Esto es un gran debate, porque nosotros, pues como venimos del cine, siempre queremos alejarnos un poquito.

DANIEL: Mucho! Alejarnos un “poquito mucho” de ese lenguaje, y una de las cosas sería esa, que tu en guión intentas dramatizar más en el sentido que intentas construir mejor las situaciones dramáticas, y no ser tan telenovelero. O sea que en alguna manera dosificar mucho más el drama tiene este inconveniente, que es verdad que el público te pide más, cuando están acostumbrados a la novela.

El artículo 19 [la ONG que defiende la libertad de expresión] aparece en la serie, pero México también tiene un mecanismo nacional para proteger a los periodistas. ¿Crees que podría haber sido incluido?

HAMMUDI: Es verdad que fuimos a incluir en que era más conocido, que podría resultar más reconocible para el público en general. Es cierto que quizás, tomas decisiones y fuimos a lo más conocido, mundialmente, y aparte que en la primera temporada se toca muy poquito, o sea que parece muy residual y la idea era que esto tuviera una continuación, o sea que nosotros diseñamos la serie para tres temporadas, y el artículo 19 va a ser mucho más fuerte. Y ahí igual podremos meter más los mecanismos de México (para protección de periodistas).

DANIEL: Y para clarificación, cuando dice que lo diseñamos para tres series, nos referimos al guión, no, está en la cabeza. No es que Netflix haya dicho que hay dos y tres, porque no. Entonces, en nuestra mente era esto, cuando lo estábamos escribiendo, pensamos que era una historia de tres temporadas, pero hasta ahorita nada más existe la primera, y no han dado indicación se vaya a hacer la segunda, todavía.

¿Cómo ha sido la recepción al programa? De los actores, de la audiencia internacional, de periodistas…

DANIEL: Bueno, es difícil decir porque Netflix es una plataforma que, pues no comparte esos números. No es como televisión abierta donde entras y ves los ratings y sabes exactamente cuántos puntos marcó, ese no es el caso con las plataformas. Esa es información que ellos tienen, pero no la hacen pública. Tu puedes basar nada más, pues en el mundo en que vivimos hoy, las redes, los comentarios en Twitter, en Instagram, en los diferentes lugares donde la gente están hablando de la series. La recepción hasta ahorita, y los críticas de la gente, en general, pues desde mi percepción, ha sido positiva, a la mayoría de la gente que la ve le gusta, y la gente está respondiendo, que es una propuesta distinta a lo que tienen en series mexicanas o de habla español. Entonces creo que la recepción ha sido buena, pero la cantidad de personas que la han visto, no sé, la verdad, no tengo ningún idea.

¿En qué se diferencia la entrega de este mensaje a través del entretenimiento y leer estas historias en los periódicos?

HAMMUDI: Es una oportunidad, ¿verdad? Debido a que puede comunicarse con personas que no lo leerían en las noticias, puede llegar a una audiencia que consume entretenimiento. Entonces, envías un mensaje que ya está en otros medios, como un documental o un artículo de investigación, pero lo estás enviando a través de lo que realmente ven, a través del entretenimiento.

Para esto, sin embargo, tiene que encontrar el equilibrio entre el entretenimiento, pero no perder de vista el mensaje de denuncia que desea crear. 

¿Cree que el programa de televisión ofrece justicia a los periodistas que han perdido la vida en México? 

DANIEL: No, la respuesta es no.

Es un problema gigante y la esperanza de esta serie es transmitir este mensaje a otras personas. Desafortunadamente, las personas que ya saben que esto está sucediendo son las que lo leen en los periódicos.

La gente busca información sobre periodistas serios que no son corruptos, que no tienen una agenda, que no son periodistas institucionales, chayoteros (periodistas que aceptan sobornos) que no van a encontrar quién está exponiendo la verdad. Estas personas ya existen.

Lo que esta serie trata de hacer es “crear conciencia” para las personas que no están conscientes del tema. Al igual que lo que menciona Hammudi, es para aquellos que reciben sus noticias en Twitter, Facebook o WhatsApp.

No somos periodistas, ni les estamos haciendo justicia. Lo único que estamos tratando de hacer es hacer que un problema que pocas personas conocen sea más visible, ya que realmente es un problema masivo. Nuestro intento de hacer algo es solo un grano de arena.

Los informes de noticias continúan a pesar de las amenazas que enfrentan en México. ¿Cómo te imaginas la trama y los personajes que se han desarrollado a partir de la primera serie en el futuro?

DANIEL: Nuestra intención desde el inicio de este proyecto fue tener tres temporadas en total. ¡Pero una cosa es lo que Hammudi y yo queremos y otra lo que pagará Netflix! Así que ahora mismo no sabemos si Netflix querrá continuar con la producción o no.

Este tema requiere tres temporadas porque representa el proceso de matar a un periodista. No sucede de la noche a la mañana. Es un proceso que comienza con amenazas, y luego, el periodista comienza a meterse en problemas con la policía corrupta y luego tiene, en el mejor de los casos, un ataque fallido o un secuestro. Es un proceso gradual, los periodistas comienzan irritando a los que están en el poder y, poco a poco, tienen cada vez más problemas con ellos. Entonces, queríamos dibujar este proceso a través de varias temporadas.

Si hubiéramos planeado para una temporada que acabaría mucho peor, habría peores consecuencias.

HAMMUDI : Exactamente eso, si hubiera sido por solo una temporada hubiera sido diferente. La realidad es mucho más grande de lo que hemos tocado en esta primera temporada.

*Entrevista realizada originalmente por Tamara Davison para Latinamericareports.com.

Sergio es un experimentado creador de contenidos digitales, editor en Social Geek, y blogger experto en temas de tecnología. Apasionado por las startups, el emprendimiento y la innovación.

Copyright © 2019 Social Geek.