Connect with us

Móviles

Las extremas pruebas que tiene que pasar un smartphone para llegar a manos de los consumidores

Published

on

El mercado móvil es sin lugar a dudas una de las industrias con mayor volumen de ventas en la actualidad. Sin embargo, pocas veces nos preguntamos sobre el proceso de fabricación que los equipos tienen que pasar hasta llegar a las manos de los consumidores.

Oppo destaca algunas de las pruebas de calidad que realizan en sus smartphones para garantizar la calidad del dispositivo, en este caso el poniendo como ejemplo el Reno 6 Lite, uno de los más recientes lanzamientos de la marca.

La marca asegura que todos sus dispositivos deben pasar por este tipo de pruebas estrictas de calidad, las cuales que deben ser cumplidas en su totalidad, bajo las condiciones más extremas, antes de recibir la aprobación para ser comercializados a nivel mundial. 

  • Prueba de radiación UV: Las pruebas de laboratorio exponen ciertas áreas del teléfono a luz ultravioleta con el objetivo de observar cambios en los colores de la parte trasera del teléfono. La prueba puntualmente consiste en exponer durante 96 horas el teléfono a radiación UV y luego comparar las áreas expuestas y no expuestas de la cubierta del teléfono para evidenciar cualquier cambio. Como resultado, no se evidenciaron cambios en su color.
  • Prueba de resistencia al desgaste: Otra de las pruebas que se realiza es un desgaste simulado con tres materiales que son utilizados contra el dispositivo, para ensayar la calidad de la parte trasera del teléfono: lana de acero, con el cual se realizan 2.500 pruebas, plástico con 200 pruebas, y franela con 200 pruebas. Como resultado, la cubierta parece como nueva, a pesar del intento por desgastarla, y no presenta rasguños ni marcas visibles, lo que convierte al Reno 6 Lite en un perfecto teléfono para llevar en el bolso o la maleta, sin el miedo a llenarlo de rasguños al estar guardado con otros elementos.
  • Prueba de seguridad de carga a altas temperaturas: Uno de los aspectos que más destaca en los teléfonos Oppo es su batería, la cual para ser probada es sometida a altas temperaturas, demostrando que la carga se detiene automáticamente cuando la temperatura de la batería alcanza un límite peligroso para el usuario. Este dispositivo cuenta con control de temperatura de carga que garantiza una proceso de carga segura en todo momento.
  • Prueba de calor y fuego de la cubierta interior:  Es de vital importancia que los teléfonos cuenten con materiales que no vayan a causar una explosión al estar expuestos a ciertas temperatura o al fuego. Es por esto que Oppo realiza una prueba en la que quema la cubierta interior del Reno 6 Lite durante 60 segundos a 500°C. Como resultado, la cubierta no se enciende, lo que reduce el riesgo de incendio causado por la explosión de las baterías.

Aunque si bien los smartphones son bastante seguros gracias a las pruebas de calidad que realizan las marcas para evaluar aspectos imprescindibles cuando se quiere ofrecer un producto de calidad y que mantenga a las personas fuera de cualquier riesgo, se reconocen algunos casos aislados de explosiones y otros efectos negativos de las baterías de ion-litio presentes en los móviles de la actualidad, las cuales son hechas con materiales inflamables. Por lo que no está demás recordar que en ese sentido como consumidores hacer un uso responsable a fin de evitar que las baterías sean expuestas a temperaturas extremas.

Copyright © 2020 Social Geek.