¿Por qué elegir una pantalla curva?

Son varias las marcas de telefonía móvil que ya apuestan por la pantalla curva. Primero fue Samsung que nos sorprendió con su modelo Galaxy Note Edge, pero ahora otros fabricantes como LG o Xiaomi también han optado por incorporar esta innovación en alguno de sus smartphones. ¿Será solo una moda o la curva acabará imponiéndose a la pantalla plana? En este artículo puede que encuentres la respuesta.

Son varias las razones por las que los defensores de la curva apuestan por estos dispositivos. En primer lugar, son celulares diferentes al resto. Desde el punto de vista del diseño aportan novedades notables. Y eso también hay que tenerlo en cuenta en un sector en el que cada vez hay más modelos pero muy parecidos.

Además, es cierto que son más fáciles de agarrar. Incluso algunos fabricantes están intentando que la curvatura sea sinónimo también de flexibilidad. Lo hemos visto en el modelo G Flex de LG. Al tener un panel flexible, existe menos riesgo de que el móvil sufra desperfectos si ejercemos una presión sobre él, que es lo que ocurre, por ejemplo, si nos sentamos y tenemos el celular en el bolsillo.

Y si nos centramos en su utilidad, poco a poco la pantalla curva va ganando funciones. De hecho, las pantallas curvas permiten integrar herramientas y funciones extras. Y un buen ejemplo de ello lo encontramos en el Samsung Galaxy S6 Edge, el primer terminal que incorporó una doble pantalla curva. Gracias a sus laterales curvados podemos visualizar notificaciones y acceder a un panel de aplicaciones de manera más rápida. Solo necesitamos deslizar el dedo para, por ejemplo, enviar un mensaje directamente a un contacto o visualizar el calendario o la previsión meteorológica.

Samsung fue un paso más allá con el formato Phablet al lanzar el Samsung Galaxy S6 Edge +. Con esta gama premium, los coreanos han querido ofrecer un teléfono personal que atraiga por su acabo además de por sus componentes. En la web de operadoras de telefonía móvil como T-Mobile podemos ver todas las características del Samsung Galxay S6 Edge +, además de encontrar planes y accesorios para sacar el máximo partido de su pantalla curva, de 5.7 pulgadas y con una resolución Super Amoled Quad HD de 2560×1440.

Visualizando contenidos, ya sea en streaming u offline, también podremos comprobar si se cumple otra de las promesas de las pantallas curvas, el tener una mejor calidad de la imagen. Y es que los expertos aseguran que la curvatura reduce las alteraciones de luz y el reflejo de los objetos, por lo que los contenidos se ven mejor. Pero aun hay más. Según los fabricantes, una pantalla curva también significa que se mejora el brillo y los colores.  

Un diseño diferente a la par que elegante, un mejor agarre, más flexibilidad, funciones extras y mejor calidad de imagen. Así podríamos resumir las ventajas que aportan los teléfonos curvados. Parece, por tanto, que la pantalla curva no será solo una moda y que ha llegado para quedarse.

Sergio Ramos: Sergio es un experimentado creador de contenidos digitales, editor en Social Geek, y blogger experto en temas de tecnología. Apasionado por las startups, el emprendimiento y la innovación.
Deja un comentario