Connect with us
googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1534286934626-0'); });

Noticias

Adicción a los smartphones genera un desequilibrio en nuestros cerebros

Published

on

Investigadores encontraron un desequilibrio en la química cerebral de jóvenes adictos a teléfonos inteligentes e internet, según un estudio presentado la semana pasada en la reunión anual de la Sociedad Radiológica de América del Norte (RSNA por sus siglas en inglés).

Lo que comenzó como una tecnología revolucionaria, hoy en día es uno de nuestros principales problemas debido a la alta dependencia que nos está generando la tecnología móvil. Diez años atrás era increíble poder leer y responder correos electrónicos desde la palma de la mano y en cualquier lugar, pero hoy en día las posibilidades van mucho más allá y muchas personas prácticamente no pueden vivir sin su smartphone.

La adicción a los smartphones empieza a preocupar en serio, pues además de estar cambiando nuestros patrones sociales y la manera como interactuamos con las personas, ser adicto a nuestro teléfono también puede estar generando un desequilibrio en el cerebro. Esto de acuerdo con un estudio reciente que buscaba determinar los efectos negativos de dicha adicción en este órgano.

Los investigadores dirigidos por Hyung Suk Seo, profesor de neurorradiología en la Universidad de Corea en Seúl, utilizaron la espectroscopía de resonancia magnética (MRS) para observar los cerebros de los adolescentes adictos a sus teléfonos e Internet y medir la composición química del cerebro.

El estudio involucró a 19 jóvenes con una edad media de 15.5 años, de los cuales 9 eran hombres, todos ellos ya diagnosticados con adicción a smartphones e Internet, y los comparó con otros 19 jóvenes de igual edad y sexo que no son adictos.

De acuerdo con el Dr. Seo, los adolescentes adictos tenían puntajes significativamente más altos en depresión, ansiedad, severidad del insomnio e impulsividad. Doce de los jóvenes adictos recibieron nueve semanas de terapia cognitiva conductual, modificada a partir de un programa de terapia cognitiva para la adicción como parte del estudio, y fueron examinados antes y después de la terapia.

A través de un único estudio MRS en los pacientes se midieron los niveles de ácido gamma aminobutírico, o GABA, un neurotransmisor en el cerebro que inhibe o ralentiza las señales cerebrales, y glutamato -glutamina (Glx), un neurotransmisor que hace que las neuronas se exciten más eléctricamente.  Los resultados demostraron que en comparación con los controles sanos, la proporción de GABA a Glx aumentó significativamente en la corteza cingulada anterior de los jóvenes adictos a teléfonos inteligentes e Internet antes de la terapia.

En resumen, la adicción a los smartphones e internet afecta la química del cerebro que se encarga del control de la visión y en la regulación de varias funciones cerebrales incluida la ansiedad, lo que aumenta las posibilidades de sufrir depresión, ansiedad, severidad del insomnio e impulsividad.

—Fuente: RSNA

Sergio es un experimentado creador de contenidos digitales, editor en Social Geek, y blogger experto en temas de tecnología. Apasionado por las startups, el emprendimiento y la innovación.

Copyright © 2019 Social Geek.