Entradas

Contáctanos

Si tienes alguna pregunta o propuesta escribe a info@socialgeek.co

Síguenos

Productos químicos para el hogar acelerarían la pubertad en las niñas

Uno de los problemas que está afectando a nuestros niños en la actualidad es la pubertad precoz. Esta inicia antes de los 8 años en las niñas y antes de los 9 en los niños. Se ha determinado que algunos de los factores que aceleran la aparición de esta situación son: obesidad, el estrés tóxico y los elementos ambientales. Partiendo de este panorama, un estudio histórico publicado en “Human Reproduction”, se propuso analizar un elemento particular del ambiente: los productos químicos en los artículos del hogar.

De esta manera se afirma que la pubertad prematura en las niñas está relacionada con la exposición a sustancias químicas como los ftalatos, parabenos y el agente antibacteriano triclosan. Estos elementos están presentes en algunos productos como cosméticos, perfumes e incluso pasta dental. Cabe destacar que estos resultados no fueron iguales al practicársele a los niños:

 “Hemos sabido durante los últimos 15 a 20 años que las niñas están entrando en la pubertad a una edad más temprana que antes. Ciertamente sabemos que la obesidad juega un papel en eso, pero ahora también sabemos que los químicos que alteran las hormonas que se encuentran en nuestros hogares y en nuestro entorno podrían ser un factor adicional que contribuya a esto”, aseguró la autora principal y profesora asociada de la Universidad de California, Berkeley, Kim Harley, PhD. 

Para llegar a estas conclusiones, el estudio tomó muestras a mujeres embarazadas y a los niños a los que dieron a luz que se inscribieron en el estudio del Centro para la Evaluación de la Salud de Madres y Niños en Salinas en el periodo 1999 y 2000. Cuando las mujeres tuvieron entre 14 y 27 semanas de gestación, los investigadores analizaron muestras de orina con el fin de buscar concentraciones de ftalatos, parabenos y fenoles.

Tras dar a luz, los científicos recolectaron muestras de orina y evaluaron el desarrollo de la pubertad de las 179 niñas y 159 niños resultantes.

Cada nueve meses, entre los 9 y los 14 años, los investigadores registraron resultados para evidenciar cómo la pubertad afectaba a los infantes.

De esta forma se concluyó que el 90% de las muestras de orina evidenciaron concentraciones de todos los compuestos analizados. Esto solo se halló en el 73% de madres estudiadas y 69% de las muestras practicadas a niñas de nueve años.

Descubrir estos resultados es importante porque la pubertad temprana está asociada con un mayor riesgo a padecer depresión, mayor probabilidad de embarazo en la adolescencia y aumento de la posibilidad de aparición de enfermedades como el cáncer y enfermedades cardiacas, por tanto una intervención oportuna en dichos productos quimicos podría disminuir la presencia de esta.