Connect with us

Cultura

16 conductores de Uber han sido asesinados en Brasil ¿Prioriza la plataforma su crecimiento sobre la seguridad?

Published

on

No cabe duda que la llegada de Uber al mercado del transporte ha significado una verdadera revolución en la forma en que se relacionan los proveedores y los usuarios, estableciendo un nuevo modelo que ha dejado casi obsoleto el mercado de los taxis en solo una década.

Sin embargo, la forma en que la compañía se apoderó del mercado ha generado múltiples cuestiones morales sobre los controles que deberían ser establecidos a la empresas, ya que Uber estableció su negocio aprovechándose de diferentes vacíos jurídicos y laborales para poder operar, especialmente en los países de América Latina donde los gobiernos han sido incapaces de crear un marco normativo que permita la competencia justa sin cohibir la innovación.

Estas cuestiones morales están en el centro del libro Super Pumped: The Battle for Uber,” escrito por Mike Isaac, reportero de The New York Times. Allí se cuestiona la forma en que Uber se tomó el mercado del transporte sacrificando, en algunas oportunidades, las garantías de seguridad y el reparto de utilidades justo.

Te recomendamos: Conductores de Uber y Lyft realizan jornada de protestas en todo el mundo: ¿Cuáles son las razones?

En Brasil, asegura Isaac, Uber permitió por mucho tiempo que cualquier persona se convirtiera en usuario usando solo una cuenta de correo, sin ninguna verificación adicional de identidad. Esto permitió el surgimiento de una nueva modalidad de crimen llamada la ‘Ruleta de Uber’, en la cual criminales se hacían pasar por usuarios para asaltar a los conductores, dejando un saldo de al menos 16 conductores muertos.

“Los vehículos fueron robados y quemados; los conductores fueron asaltados, robados y ocasionalmente asesinados (…) La compañía mantuvo el sistema sencillo de afiliación a pesar de que la violencia aumentaba”.

Esta situación seguía siendo aceptada por los directivos de la compañía debido a la política de crecimiento ‘depredador’ de Uber, argumenta Isaac en su libro que será publicado el 3 de septiembre.

Más grave aún, la compañía habría empezado a cobrar aproximadamente 1 dólar más por trayecto para mejorar los sistemas de seguridad, pero finalmente este aumento habría quedado como ganancia para la empresa, según ex trabajadores de la compañía citados por The New York Times.

En ciudades como Nueva York y Los Ángeles, la compañía ya ha sido obligada a cumplir estándares de seguridad y se le ha limitado el porcentaje de ganancia que puede tener sobre los conductores. En América Latina, por su parte, pocos países han logrado regular a la plataforma que se queda con un porcentaje de hasta el 36% de cada trayecto.

Politólogo con énfasis en comunicación política y economía. Espera ser una de las voces líderes a nivel regional en el análisis político, económico y social de temas latinoamericanos y globales. Escritor para diversos medios como EsDePolitólogos, ConLaOrejaRoja y The Bogotá Post

Continue Reading

Copyright © 2019 Social Geek.