Connect with us
googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1534286934626-0'); });

Tech

El otro lado de FaceApp, la aplicación rusa que está recolectando tus datos

Published

on

Las aplicaciones de cambio de aspecto físico se vuelven virales con mucha facilidad. La última en volverse tendencia es FaceApp, una aplicación que nació en 2017 y que se caracteriza por el realismo con el que cambia la apariencia de aquellas personas que deciden utilizarla, haciendo que luzcan más viejos.

Miles de usuarios comenzaron a compartir sus fotografías en las redes sociales y de paso aplicaron el filtro a algunas fotos de famosos.

Como siempre pasa con esta clase de apps, FaceApp puso en alerta a todas las personas que se preocupan por su privacidad. La aplicación de origen ruso está disponible en plataformas iOS y Android, además cuenta con una política de privacidad muy ambigua en su sitio web, misma que no se actualiza desde el nacimiento de la app.

La información que recolecta FaceApp

Según la Política de Privacidad, FaceApp almacena todo el contenido generado por el usuario, tanto fotos como vídeos, así como otra información del comportamiento mediante herramientas de análisis de terceros, cookies e identificadores del teléfono para proveer contenido personalizado y publicidad.

Según FaceApp, ellos no comparten ni venden la información de sus usuarios. Los únicos que puede tener acceso son solo aquellos que sean parte legalmente del mismo grupo de desarrolladores, o que se convierten en “Patrocinadores”.

Para el almacenamiento de todos los datos, FaceApp deja en claro que el contenido del usuario se recopila y procesa en Estados Unidos y otros países en donde la empresa, afiliados o patrocinadores tengan instalaciones. También se advierte que es probable que en algún momento se transfiera la información a otro país en donde las leyes sobre recopilación y uso de datos no sean las mismas, por ejemplo, Rusia.

Los datos corren peligro

La Política de Privacidad de esta aplicación no es muy diferente respecto a otras propuestas similares. Básicamente no especifica lo que ocurrirá con las fotografías capturadas por los usuarios. Si la empresa es adquirida por Facebook u otras compañía grandes, toda la información pasará a ser propiedad del comprador.

Michael Bradley, abogado de Maque Lawyer, comentó en una entrevista para ABC que cualquier persona que haya capturado una fotografía con esta aplicación es vulnerable a ser utilizada para futuros usos y experimentos de reconocimiento facial, además de la información como datos personales.

No está de más decir que estas aplicaciones tienden a recolectar más información de la necesaria para poder funcionar. A eso le sumamos que su política de privacidad deja en claro que en cualquier momento podrán trasladar los datos a otra compañía o país en donde exista una ley distinta.

La cuestión con los memes y las aplicaciones virales es que pocas veces nos detenemos a analizar lo que pasará con nuestros datos una vez que pase la moda. A primera vista, parecen aplicaciones inofensivas.

Lo cierto es que FaceApp no deja en claro lo que sucederá con tus fotografías si dejas de usar la app.

Copyright © 2019 Social Geek.