Entradas

Contáctanos

Si tienes alguna pregunta o propuesta escribe a info@socialgeek.co

Síguenos

Inteligencia Artificial de Google aprende a jugar ajedrez sola y se convierte en campeona mundial

Google y Alphabet durante este 2017 han tenido grandes avances al hablar de sistemas de Inteligencia Artificial propiamente. Un ejemplo es la gran AlphaGo, que ha logrado consagrarse como la campeona en el mundo del difícil juego de Go.

Sin embargo existe una nueva plataforma de Inteligencia Artificial (AI) desarrollada igualmente por Google DeepMind que lleva por nombre AlphaZero, la cual está diseñada partiendo de las bases de su precursora AlphaGo Zero, y busca ser capaz de aprender a jugar Ajedrez y Shogi desde cero, y lo más importante aún, sin la intervención directa de un humano en esta etapa.

La información fue dada a conocer por medio de un documento publicado por la Universidad de Cornell de Arvix, allí narran cómo lograron que la Inteligencia Artificial de AlphaZero aprendiera las reglas básicas del ajedrez, para después convertirse en tan solo cuatro horas en toda una experta, logrando ser campeona de clase mundial para el final del día:

“Comenzando por un juego aleatorio, y sin conocimiento de dominio excepto las reglas del juego, AlphaZero logró dentro de las primeras 24 horas un nivel de juego sobrehumano en sus partidas de ajedrez y shogi [un juego de mesa japonés similar], así como en el Go”.

Sin embargo lo realmente asombro ocurrió después, cuando AlphaZero se enfrentó contra Stockfish 8, la Inteligencia Artificial campeona en Ajedrez, donde fue capaz de vencerla, tras una ronda de cien partidas, allí AlphaZero ganó o empató todos los juegos, realmente le dio una buena paliza.

Con este hecho, AlphaZero se constituiría también como la campeona de ajedrez y shogi, aunque le falta enfrentarse a un humano.

La principal diferencia entre AlphaZero y las demás plataformas de AI, es que debido a su enfoque de aprendizaje automático, no requiere la intervención de ninguna persona, más allá de entregarle las reglas básicas del juego, para que esta lo domine por si sola.

Este es sin duda un caso tan maravilloso como aterrador.