Connect with us

Entretenimiento

El Hoyo: una crítica al capitalismo, a la sociedad de clases y al egoísmo

Published

on

ALERTA DE SPOILERS. Este artículo toca los sucesos transcurridos durante la narrativa de la película ‘El Hoyo’. Te recomendamos no seguir leyendo si todavía no la has visto.

Película dirigida por el español Galder Gaztelu-Urrutia, quien llega para plantearnos diferentes reflexiones sobre la vida que transcurre alrededor de muchas personas. Si ya tuviste la oportunidad de ver ‘El Hoyo’ entonces seguramente te hayan surgido muchas preguntas. La verdad es que esta película en especial deja un final tan abierto que se presta para varias interpretaciones.

En un principio, la película se ubica en un futuro distópico en el que la gente vive en celdas lúgubres organizadas en distintos niveles. En cada nivel, solo conviven dos personas que por lo general no tienen ningún vínculo. Las personas que están en ‘El Hoyo’ no conocen con exactitud cuántos niveles hay, aunque la posición de ellos cambia cada mes, pudiendo aumentar o bajar el nivel en el que se encuentren. Entre más bajo el nivel, peor será su calidad de vida, ya que el alimento diario depende de una plataforma que va descendido los distintos niveles con la misma comida. De esta manera, las sobras son la comida de otros. Por cuestiones obvias, aquellos que están en los primeros niveles tendrán toda la comida a su disposición, mientras que los de abajo dependen de los restos que dejen.

Entre los mensajes sociales que deja la narrativa dirigida por Gaztelu-Urrutia está su crítica al capitalismo, a la sociedad dividida por clases y a la forma de actuar de las personas. En todas las circustancias se ve cómo los huéspedes de ‘El Hoyo’ que están en niveles altos comen hasta más no poder, aprovechando su posición, ya que no saben si durante el próximo cambio estarán en un nivel más bajo donde no llegue la comida. En lugar de trabajar para generar porciones equitativas, los de arriba se vuelven egoístas y avariciosos. Lo mismo pasa en una sociedad capitalista en la que los más ricos se quedan con todo dejando a los probes a su suerte.

No obstante, todo empieza a cambiar cuando Imoguiri solicita a las personas ubicadas en el nivel inferior que generen una ración por cada uno, de esta manera ellos comerían su parte y lo mismo harían los otros niveles. No obstante, las indicaciones realizadas por Imoguiri fueron en vano, ya que todos le hacía caso omiso. Un detalle para resaltar es que este personaje se libra de cualquier egoísmo en todo momento. Incluso cuando se suicida al llegar a un nivel más bajo, pues estaría pensando en la supervivencia de su compañero, quien comerá de ella durante un mes.

La división de clases y la crítica al capitalismo antes mencionada también está presente durante toda la película. Las personas ubicadas en los niveles más altos representan a los ricos, los que se encuentran en niveles medios representan a la clase media y los que están en niveles inferiores, a los más desfavorecidos. No obstante, al ir cambiando los niveles cada mes muestra cómo los seres humanos actúan de la misma manera cuando suben o bajan las condiciones de vida. Cuando las personas están en el nivel más bajo solo piensan en el egoísmo que generan los de arriba al no dejar nada de comida, pero cuando aumentan el nivel, ellos también se vuelven egoístas y avariciosos.

Sin duda, el director y los guionistas quisieron dejar el mensaje de que, independientemente de la clase a la que se pertenezca, todos los seres humanos somos iguales cuando estamos en condiciones extremas. Un buen ejemplo, es la situación que se vive hoy día con la pandemia del coronavirus y el confinamiento en las casas. Algunas personas han arrasado con las compras, adquiriendo recursos innecesarios y dejando a los más desfavorecidos sin qué comprar. Solo si actuáramos de la manera correcta, todos tendríamos de todo.

No obstante, la cinta termina con un final un poco agridulce. Sin entender bien qué sucede con el protagonista y con la niña que deja en la plataforma. Existen varias teorías sobre el final de ‘El Hoyo’, la más sonada es sobre el mensaje que interpretaba la niña, pues la Administración vería que no están cumpliendo sus normas al tener alojada a una menor de edad y que finalmente alguien ha hecho algo por cambiar el sistema, demostrando que existen personas lejos de todo egoísmo.

‘El Hoyo’ es una película española que fue estrenada en noviembre del 2019. No tuvo mucha promoción en salas de cine. Sin embargo, ha recibido reconocimientos en festivales como el de Turín, ganando el Premio Scuola Holden, en el Festival Internacional de cine de Toronto. También fue nominada a los Premios Goya, Gaudí y Feroz.

Actualmente, la película se puede ver en Netflix. De hecho, en apenas una semana llegó al top 10 de la plataforma y ahora es la número 1 en varias regiones. Su posición en IMBDb ascendió de los 1.700 a 54.

Productor multimedia, comunicador social y periodista con énfasis en el cubrimiento de temas tecnológicos. Experiencia en la creación de contenidos para blogs y redes sociales. Amante de los videojuegos.

Continue Reading

Copyright © 2019 Social Geek.