Connect with us
googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1534286934626-0'); });

Entretenimiento

Game of Thrones 8×05: Reina de las cenizas

Published

on

El quinto capítulo de la octava temporada de Game of Thrones nos trajo finalmente la batalla en King’s Landing. Luego de esperar más de 6 años la lucha definitiva por el Trono de Hierro, la guerra tocó las puertas de la Fortaleza Roja.

Lo sucedido en este episodio nos recuerda mucho a lo que pasó en el capítulo 8×03, donde vimos el fin del Rey de la Noche a manos de Arya Stark. Sin embargo, siempre estaba la duda sobre si ese era el final que merecía cierto personaje, algo que se repitió en esta ocasión.

Es muy probable que todos los seguidores de Game of Thrones estemos pasando ya por la etapa de la nostalgia, ese sentimiento que nos invade cuando sabemos que está próxima a acabarse una de las series más populares del mundo. Esa sensación de vacío no es, contrario a lo que se pueda pensar,un asunto aislado, y muy probablemente estemos ante dicha situación, sobre todo si tenemos en cuenta que ya dieron por finalizado los dos conflictos más intrigantes de la serie: el avance del Rey de la Noche y la caída de Cersei Lannister.

Fuego sobre la capital

Vía HBO

Como muchos lo intuían, la venganza se apoderó de varios personajes, siendo Daenerys la principal protagonista. Y es que luego de hacerle frente a Cersei, en donde Missandei fue decapitada por órdenes de la reina Lannister, Daenerys no iba a quedarse con los brazos cruzados. Muchos afirmaban que la locura Targaryen de la Madre de dragones se apoderaría de ella, y así pasó.

En este capítulo vimos a Tyrion encarando a Varys, todo por la traición que este estaba gestionando y Daenerys advirtiéndole a su Mano que no tenía más oportunidades para cometer errores y muy poco después ejecutando al señor de los susurros.

Desde que Jon llegó a Rocadragón para hablar con Daenerys, su lealtad fue puesta a prueba y eso se vió reflejado en todo el episodio. No dijo nada durante la ejecución de Varys a quien por cierto, se lo consumió el fuego de Drogon. Jon tampoco puedo arreglar mucho al hablar con la Madre de dragones, a pesar de decirle que la amaba, no pudo dejar de lado la verdad que recae sobre ellos. Con la confianza de sus aliados puesta en duda (Tyrion y Jon) Daenerys tenía solo a los Inmaculados, los dothrakis y a su hijo Drogon. Ellos siguieron sus órdenes sin problema y rompieron para siempre la estabilidad de los Siete Reinos al empezar una matanza sin piedad.

Además de los ciudadanos que murieron bajo el fuego de Drogon, también se redujo a cenizas la flota de Euron Greyjoy. Dos de los personajes más importantes de esta serie murieron sepultados bajo el palacio, Jaime y Cersei Lannister. Sandor y Gregor Clegane tuvieron su encuentro a muerte, que por cierto, tuvo un emotivo final. Euron murió a manos de Jaime y el maestro Qyburn a manos de la Montaña.

Por otro lado, Arya Stark es “salvada” por el mismo Sandor, quien le dice que la venganza solo le traerá muerte, haciendo una referencia a lo que se avecinaba. Y sí, hubieron muchas despedidas en este episodio: la de Tyrion y Varys, la de los hermanos Lannister, tanto la de Tyrion y Jaime, que se despiden con un abrazo entre lágrimas. Y claro, la de los mismos Jaime y Cersei, quienes se despedían de un mundo que nunca comprendió su amor, ni los dejó ser felices y los hizo cometer toda clase de atrocidades.

Vía HBO

A la Madre de dragones solo la vimos un par de veces en la batalla, puesto que andaba al lomo de Drogon quemando todo. Daenerys había dicho que, y solo por intervención de Tyrion, perdonaría la vida de todos los ciudadanos de King’s Landing si se rendían; esto sería posible si hacían sonar las campanas. Luego de mucha incertidumbre la Guardia Dorada y la ciudad entera se rindió, sin embargo, la Madre de dragones siguió con su ataque y comenzó a destruir la ciudad, tal como su padre, el rey loco Aerys, lo hubiera hecho en tiempos en que la Rebelión de Robert Baratheon tocaba a las puertas de la capital.

De esta manera, se vió a un Jon impotente peleando casi en contra de su voluntad y por simple supervivencia; luego él mismo ordenó la retirada, ya que Daenerys, en su locura, no dejaba de atacar la ciudad. Arya Stark, por su parte, se encontraba escapando de la muerte y los escombros que recaian sobre lo que quedaba de la ciudad, una ciudad hecha cenizas.

Ya veremos entonces cómo reaccionarán los Stark, o mejor dicho, Arya y su hermano Aegon Targaryen, luego de la masacre ocasionada por Daenerys. El próximo capítulo, que será el sexto y último de la octava temporada de Game of Thrones, dará fin a esta espectacular serie.

Copyright © 2019 Social Geek.