Connect with us

Noticias

A salvar la tierra: sonda de la NASA impactará contra un asteroide para desviarlo

Published

on

Este miércoles se dio inicio a la histórica misión de la NASA que tiene como objetivo proteger nuestro planeta ante una posible destrucción por el impacto de un asteroide.

La misión se llevó a cabo desde a Base de la Fuerza Espacial Vandenberg, en California, donde despegó un cohete Falcon 9 de SpaceX con la misión de llevar al espacio la sonda DART (Double Asteroid Redirection Test), quedando en la historia como la primera prueba relacionada con la defensa de la Tierra.

«Para demostrar que nuestro planeta puede esperar lo inesperado, la misión DART se propondrá empujar un asteroide y cambiar de forma segura su movimiento en el espacio. Durante los últimos dos años, la nave espacial destinada a esta empresa se ha desarrollado y construido en el Laboratorio de Física Aplicada (APL) de Johns Hopkins en Laurel, Maryland. APL, que lidera la misión», dijo la NASA cuando dio a conocer detalles de la misión. El objetivo del lanzamiento es evaluar los efectos de un impacto intencionado en un asteroide, lo cual servirá para medir las posibilidades y poder tomar acción ante una eventual amenaza de un asteroide con posibilidad de chocar contra el planeta.

Se espera que en unos 10 meses la sonda cumpla con su objetivo de impactar a propósito y tratar de desviar el rumbo de un pequeño asteroide, simulando lo que se debería hacer en caso de que uno de estos sea una amenaza para la Tierra.

La sonda se dirigirá hacia el asteroide lunar Dimorphos, el cual se encuentra orbitando alrededor de Didymos, un asteroide de gran tamaño que al día de hoy se encuentra a 483 millones de kilómetros de la Tierra, de acuerdo con la información que se conoce.

«DART es una demostración cuidadosamente planificada que ayudará a determinar si la tecnología del impactador cinético (volar una nave espacial directamente en un cuerpo pequeño del Sistema Solar a velocidades de aproximadamente 15,000 millas por hora con la intención de cambiar su curso) puede servir como un método confiable de desvío de asteroides en el caso de que tal peligro se dirija hacia la Tierra. La NASA monitorea constantemente los cielos y ya ha identificado casi el 40% de los asteroides potencialmente peligrosos de más de 140 metros (459 pies) de tamaño, ninguno de los cuales está programado para impactar nuestro planeta, incluido el sistema binario seleccionado para esta primera prueba de deflexión«.

Se espera que a finales de 2022 esta histórica prueba de la NASA sea completada con éxito, y tras probar la capacidad de un impacto cinético que pueda modificar la trayectoria orbital de un asteroide, en teoría la NASA estaría en capacidad de proteger el planeta ante este tipo de sucesos.

Lo Último

Anuncio

Móviles

Copyright © 2020 Social Geek.