Social Geek

27 abril, 2020

Uno de cada 10 niños latinoamericanos pasa 3 horas diarias o más jugando en línea

Aunque los padres afirman tener control sobre la vida digital de sus hijos, una amplia proporción de éstos pasa varias horas utilizando dispositivos electrónicos sin la correcta supervisión de un adulto. Si bien los principales motivos para usarlos son la educación y el entretenimiento -algo que sin duda ha aumentado durante el aislamiento social-, en algunas ocasiones la situación tiende a complicarse, convirtiéndose en excesivo el tiempo que los menores pasan jugando en línea y en una causa frecuente de preocupación y conflicto al interior de las familias. 

De acuerdo a un nuevo estudio desarrollado por la compañía global de ciberseguridad Kaspersky, en conjunto con la consultora de estudios de mercado CORPA, cuando se trata de tiempo en internet uno de cada 10 niños latinoamericanos pasa al menos tres horas diarias jugando en línea, siendo esta la actividad que más realizan (jugar), siendo los argentinos (24%) quienes llevan la delanteros, seguidos por los chilenos (18%) y brasileños (14%) y más atrás se ubican peruanos (8%), colombianos (6%) y mexicanos (4%), donde el acceso a videojuegos de los menores en este rango es más limitado.

El estudio también mostró que de todos estos menores latinoamericanos que juegan en línea, el 54% lo hace con otras personas, tanto conocidas como desconocidas, siendo chilenos (63%) y argentinos (62%) los que más tienden a ello. Más atrás se sitúa Brasil (53%), México (51%), Colombia (49%) y, finalmente, Perú (47%).

Estos datos hacen parte de la campaña Niños Digitales realizada por Kaspersky para analizar qué tan involucrados y comprometidos están los padres de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, en la vida digital de sus hijos.

«Desde hace ya varios años, Internet se ha tornado el patio virtual de nuestros hijos ya que los juegos en línea y videos en YouTube han reemplazado el salir a la calle a jugar con los amigos. Esta situación se agrava aún más ahora que las escuelas están cerradas y la actividad fuera del hogar es limitada. Al mismo tiempo, lo padres están ocupados trabajando desde el hogar y no pueden supervisar las actividades en línea de sus hijos. Por eso es recomendable que los padres hablen con los menores acerca de las ciberamenazas que los acechan e incorporen herramientas de control parental que los ayuden a crear parámetros de navegación y proteger la experiencia digital de sus hijos”, explica Roberto Martínez, analista senior de seguridad en Kaspersky.

Dentro de las estrategias que implementan los adultos para proteger a los niños de estas amenazas, la más utilizada por los padres colombianos es limitar el tiempo de uso de dispositivos estableciendo horarios para que los menores se conecten, con 87%. Le siguen educar sobre ciberataques (69%) y revisar regularmente el historial de navegación (59%).

En cuanto al uso de programas de control parental, solo uno de cada tres padres latinoamericanos ha recurrido a esta herramienta para proteger a sus hijos. En ese sentido, Colombia es el país donde más se utilizan estas plataformas, con 39%, seguido por México, con 37%. Más atrás se encuentran Argentina (32%), Brasil (29%), Chile (25%) y, por último, Perú (21%).

Relacionados