Connect with us
googletag.cmd.push(function() { googletag.display('div-gpt-ad-1534286934626-0'); });

Noticias

¿Qué ha pasado con Linux?

Published

on

Una breve critica sobre la situación actual de uno de los tres sistemas operativos que mueven el mundo actual. 

Conocí Linux cuando aún estaba en el colegio, por allá en el 2008, tarde dirán algunos, pero para mi era un mundo nuevo, creo que aun no había salido Windows 7 o estaba recién salido, y todo era XP y versiones anteriores de otros Windows.

Créanme cuando les digo que en Colombia en muchos colegios todavia usan monitores pantalla de huevo, Windows XP o 2000 y programas tan viejos como el MS-DOS FastType.

 Cuando entre a estudiar luego de salir del colegio, un amigo me mostró como instalar Linux, ya había leído en foros de todo tipo, en Taringa, y en Wikipedia sobre Linux y como instalarlo, pero no me había arriesgado, lo miraba tan complicado que pensaba que era como en las películas, escribir sin fin de líneas en el command prompt y esperar la barra de carga. En teoría había que hacerlo esperar que el bonito instalador cargara el sistema operativo en una partición de mi portatil. Fue genial. Mi primer contacto con Linux.

Ubuntu

Ubuntu, fue mi primer amor Linuxero.
CC: http://www.flickr.com/photos/massimobarbieri/2162544547/

Fue Ubuntu 10.04 creo, Lucid Lynux, bonito por cierto, parecía Windows sin el azul chillón y cambiandolo por el negro y naranja, algo más serio.

Pero fue cambiando poco a poco que lo iba usando, seguía usando un portátil dual, con Windows 7 como principal en el el fragmento más grande y Ubuntu, como hobby, le fui cogiendo cariño y hasta pensé en pasarlo a la partición mayor. Tenía todo, muchas cosas eran manuales, como instalar programas y eso, pero tenía todo, lo mismo que Windows.

Hasta que me dí cuenta que habían otros distros de Linux, Fedora, Xubuntu, Lubuntu y otro montón más, me sentí confundido, ¿era el mejor Linux?, o tenía que cambiar. No me sentía a gusto sabiendo que con tanta variedad se iba a perder lo bonito que tenía mi Ubuntu, y luego vinieron las actualizaciones, la siguiente versión, Maverick Meerkat. Un desastre en mi humilde opinión.

Las actualizaciones, cambio de versión, demasiada variedad y me hacían cada día cambiar de parecer.

Maverick y los que vinieron de ahi para delante, empezaron tratando de imitar a OS X, con un Dock horroroso en la parte izquierda, lentitud y sobre todo, si estabas en una versión y salía la otra muchas aplicaciones no funcionaban.

usuarios meme

Aunque ya me imagino que están preparando el muñeco vudú para mandarme una que otra maldición por estas blasfemias en contra del software libre —que por cierto soy un gran admirador y me gustan, tanto que en mi Mac, la mayoría que uso son Open Source, pero luego les cuento como ha sido mi experiencia en Mac,— creo que si hay una empresa como Canonical detrás un desarrollo, de un fork de kernel Linux de don Linus Tolvards, tendrían que pensar en los usuarios, un poco más, porque si puedes ser lo más gratiniano del mundo y todo, pero sin usuarios no hay financiación de forma voluntaria, ni financiación privada, ni foros, ni colaboradores, ni Canonical.

Las cosas fueron cambiando para mi en los dos siguientes años, Linux me parecía genial pero como server o como sistema de redes y telecomunicaciones super poderoso, como en el CERN o en la Nasa, o los servidores web, me parecía que Linux era bueno para eso. Solo para eso.

No me decanté del todo, empecé a usar otras distros, a probar a experimentar, como con OpenSUSEMandriva y Gentoo, buenos y todos pero gracias, seguían sin engarcharme, y como antes que me encantaba publicar recursos y cosas, ya no lo hago porque hay tanto de todo y todo de nada que ha veces la abundancia cansa.

Una pesadilla que no areciera no tener final

Finalmente empecé a usar Linux Mint el año pasado, y ¡que gran cambio por Dios¡, es otro nivel, simplicidad, elegancia y actualizaciones que si van con el usuario, lo puedes personalizar hasta el cansancio y hay recursos por todos lados, iconos, temas, apps, y cachivaches que le puedes ir adicionando si quieres. Y luego como si mis plegarias fueran escuchadas le instaleElementary OS, fue como un regalo, porque los dos, basados en distros de Ubuntu que a su vez está basado en Debian, son excelentes.

Linux Mint por un lado va de la mano de la usabilidad y la instalación sencilla, es como si fuera un Ubuntu super mejorado y pensado para usuarios que nunca han usado Linux.

Elementary OS (con nombre de serie y todo) va por la rapidez, deja a un lado el excesivo consumo de recursos e integra una interfaz similar a la del Mac, pero sin ser copia, una genialidad.

Y tienen otro montón de cosas buenas, muy buenas por cierto, que han restaurado mi confianza en Linux, en creer que Linux tiene futuro como OS de escritorio, pero me parece a mi no, como persona del común que Linux a venido perdiendo fuerza, ha venido decayendo, lo que les comentaba, a veces pareciera que la gente va a seguir prefiriendo alternativas de pago como Windows y OS X, porque aún no existe la suficiente confianza en el software libre, porque aunque a veces lo barato sale caro, creo que Linux puede con estos dos distros lograr demostrar que no es así que hay futuro, que si se puede creer.

Si hay futuro para Linux y el Software libre, solo hay que creer.

Y si lo logra sería increíble porque ahora como todo, este cuento del Open Source, y eso invade internet, con montones de proyectos buenisisimos que le aportan sentido a crear cosas buenas, para otros, para uno mismo y para Internet, que hoy por hoy es el motor que mueve el mundo.

Linux no ha muerto, solo necesitaba de un cambio que poco ha poco a venido llevando a cabo, va bien pero le falta mucho camino.

Imagen: Sujianto

Texto completo en Medium

Copyright © 2019 Social Geek.