Social Geek

21 noviembre, 2022

Supuesta «sucesora de Steve Jobs» es condenada a más de 11 años en prisión

Gracias a su reconocimiento en la industria como una mente innovadora, figuraba en las portadas de diversos medios como una joven promesa del emprendimiento y hasta le comparaban con Steve Jobs, el cofundador de Apple. Pero su historia dio un giro de 360 grados.

Elizabeth Holmes fue fundadora y CEO de Theranos, una compañía que prometía revolucionar la industria médica al detectar una amplia variedad de enfermedades solo con procesar una gota de sangre en sus «avanzados dispositivos». Hasta 240 pruebas prometía con una única gota de sangre.

Rápidamente los inversionistas maravillados inyectaban capital en la prometedora compañía, pero lamentablemente todo resultó ser mentira. Luego de un largo seguimiento del caso en los juzgados, recientemente se conoció que Elizabeth Holmes fue sentenciada a 135 meses de prisión por defraudar a los inversores.

De acuerdo con la información, el juez Edward Dávila, quien supervisó el caso, declaró que los cargos en los que fue encontrada culpable Holmes están directamente relacionados con el delito de defraudar a 10 víctimas (inversores), esto a pesar de que la mujer siempre negó haber cometido fraude, alegando que simplemente las cosas no salieron como se esperaba.

“Estamos ante un caso de fraude en el que una empresa emocionante generó elevadas expectativas y despertó esperanza solo para verse truncada por la tergiversación, arrogancia y simples mentiras”, dijo el magistrado, Edward Dávila, quien aseguró que Elizabeth Holmes “se intoxicó con la fama” producto de su prometedora compañía, la cual alcanzó una valorización de más de 9.000 millones de dólares.

Las acciones de Holmes además pusieron a los pacientes en peligro, pues muchos de los supuestos resultados que se mostraban a los pacientes, inversores y prensa habían sido manipulados para inflar la eficacia de los dispositivos de Theranos.

Relacionados