Entradas

Contáctanos

Si tienes alguna pregunta o propuesta escribe a info@socialgeek.co

Síguenos

Talco de J&J habría causado cáncer a una mujer en California

Un juez de la corte superior de California en Oakland determinó el pago de una cifra cercana a los USD $29 millones a una mujer con cáncer en estado terminal, quien alega haber contraído la enfermedad por culpa del asbesto presente en el popular producto de la marca Johnson & Johnson, según informó Reuters este miércoles.

La acusación de que el ‘Baby Powder’ o ‘Talco para Bebés‘ le habría causado Mesotelioma a la mujer, un extraño caso de cáncer que se genera en la mucosa que recubre los órganos del tórax, sería la última derrota para la compañía basada en New Jersey, quienes enfrentan más de 13.000 demandas similares en todo Estados Unidos.

Se espera que J&J apele la decisión, debido a que considera que el veredicto no tiene fundamento científico y contradice estudios sobre el tema: “Respetamos el proceso legal y reiteramos que el veredicto del jurado no provee conclusiones médicas, científicas o regulatorias sobre el producto“.

Sin embargo, una investigación también hecha por Reuters a finales de 2018, reveló que desde 1971 la cúpula de dirección de la compañía conocía de estudios que demostraban la existencia de pequeñas cantidades de asbesto cancerígeno en su producto. Por esto J&J buscó por muchos años incluir en los legisladores del país para que no impusieran medidas regulatorias que los afectaran económicamente.

Esto desencadenó una ola de de demandas en todo el país, donde hasta ahora habían tenido que pagar compensaciones por más de USD $40 millones. Además, sus acciones cayeron más del 10% después de la noticia.

Precisamente, este caso que beneficiaria a la ciudadana Terry Leavitt fue resultado de una demanda interpuesta algunos días después de la publicación del reporte. Leavitt usó el talco 20 años en la década de los 70’s y 80’s y fue diagnosticada de cáncer en 2017.

Se espera que más demandas sean falladas a favor de los ciudadanos afectados. Todos los fallos han culpado a J&J por no haber comunicado a los consumidores sobre los posibles riesgos que podría tener el uso del producto.