Connect with us

Tendencias

Cárcel y cinco años sin poder utilizar las redes sociales para youtuber que humilló a un mendigo

Published

on

Reset, el youtuber que a sus 19 años mostró en uno de sus videos cómo se acercaba a un mendigo para darle un billete de 20 euros a cambio de comer galletas Oreo rellenas con pasta de dientes, ha sido condenado a 15 meses de cárcel y el pago de una indemnización de 20.000 euros por daños y perjuicios a la víctima.

En su sentencia, el juzgado 9 de Barcelona condena al youtuber por un delito contra la integridad moral y le obliga a indemnizar al mendigo con 20.000 euros por los daños morales que le provocó con la difusión del vídeo en su canal de YouTube, con el que se estima que ReSet ganó 2.180 euros.

El sentenciado abrió en el 2014 un canal en YouTube, con el que se convirtió en uno de los influencers más conocidos de España y Latinoamérica, alcanzando los 1,1 millones de suscriptores y 124 millones de vistas.

Dos años después, publicó el vídeo del mendigo, en el que la juez afirma que realizó con la intención de “vilipendiar, degradar y ofender” a una persona vulnerable y de “ganar dinero a costa del dolor ajeno”.

Galletas rellenas con pasta dental

Según el comunicado emitido por el tribunal, en noviembre de 2016 el youtuber recibió de uno de sus seguidores, la propuesta de llevar a cabo un reto consistente en entregar a personas en la calle, como broma, galletas “Oreo” rellenas de pasta dental en vez de la típica crema que traen.

El acusado aceptó el reto y, sostiene la juez, “para captar de forma más efectiva la atención morbosa de sus seguidores con el correlativo y apetitoso incremento de ingresos que esto traería, decidió focalizarse en personas sin hogar, aprovechándose además para su ejecución de la gran vulnerabilidad derivada de su extrema pobreza”.

Con el fin de enmendar su error, el implicado preocupado por las posibles consecuencias legales que traería el haber subido el vídeo a las redes, finalmente decidió borrarlo, y una semana más tarde, se dirigió con otra persona al lugar de Barcelona donde estaba el mendigo y le ofreció 300 euros a cambio de no levantar una denuncia.

Según la sentencia, no es la primera vez que el acusado lleva a cabo “acciones de naturaleza vejatoria contra personas indefensas y vulnerables”: se han encontrado otros vídeos que muestran que, al menos en dos ocasiones, rellenó un bocadillo de pan con excrementos de gato y los ofreció a un anciano y a un menos de edad, ambos lo rechazaron.

Continue Reading

Copyright © 2019 Social Geek.