Entradas

Contáctanos

Si tienes alguna pregunta o propuesta escribe a info@socialgeek.co

Síguenos

Apagones en Venezuela afectaron la economía de un videojuego

Los diferentes apagones en Venezuela presentados durante la semana pasada causaron un efecto que nadie esperaba: una crisis en la economía virtual de un videojuego bastante popular pero que, a día de hoy, pasa desapercibido.

Se trata de Runescape, un videojuego MMORPG de rol que no requiere de procesadores de alta gama o tarjetas gráficas para poder jugarlo. Es evidente que se ve muy viejo, pero eso atrae a un público olvidado: aquellos jugadores que no tienen o no pueden acceder a equipos de última generación.

De esta manera, y como pasa con cualquier otro juego de rol masivo, se crea una economía virtual donde se compra y vende divisas o bienes virtuales a cambio de divisas reales. Runescape no es la excepción y aunque esta actividad es prohibida, no tiene ningún control.

Estas serían razones ideales para que miles de venezolanos se dediquen a “minar” monedas dentro de Runescape: pueden crear sus propios equipos, aunque sean viejos y el hecho de que la conexión a internet falla mucho no es del todo un problema.

Hace unos años, el portal Kotaku publicó un reportaje de varias entrevistas realizadas a venezolanos que se dedican al minado en Runescape: “lo hago para no salir de casa, donde hay mucha violencia”, afirmaba uno de los entrevistados. En promedio, un jugador podría obtener cerca de 20 dólares semanales.

De esta manera, minar monedas virtuales se convierte en todo un negocio en aquellos mercados grises. Miles de personas comprando bienes virtuales, como formas de tomar ventaja para nivelar más rápido un personaje, una práctica habitual que pocos jugadores aceptan.

Venezuela representa el 70% del mercado de Runescape

Dos días después de que se produjeron los apagones en Venezuela, la economía virtual de Runescape comenzó a ver los efectos. La venta de “Huesos de dragón”, un artículo popular en el videojuego, descendió significativamente haciendo que su precio suba.

De hecho, en un hilo en Reddit se comenzó a hablar sobre los productos que históricamente eran fáciles de conseguir en este videojuego, y que ahora comienzan a ser escasos debido a la poca demanda que tienen.

Otro usuario, llamado Fiserman publicó un artículo en Steemit explicando que las personas con mayor actividad en Runescape podrían llegar a ganar 2 a 3 dólares por hora. “Esto permite a un adolescente ganar más dinero jugando que la mayoría de profesionales de Venezuela”.

Según explica Fiserman, a diferencia de las monedas virtuales como el Bitcoin, el oro virtual de Runescape mantiene más estabilidad al cambio con monedas reales, como el dólar:

En comparación con el Bitcoin, el oro de Runescape es completamente controlado por una entidad centralizada. Jagex puede meter tanto oro como sea posible y su precio se seguirá basando en la demanda de los jugadores. Lo que sorprende al ser una moneda virtual mejor que las de un gobierno socialista tercermundista. Durante los últimos años, el oro de Runescape se ha mantenido en 1 dólar por 1 millón de monedas virtuales, mientras que el bolívar desciende cada día”.

Que los apagones en Venezuela tengan un efecto negativo en la economía virtual de un videojuego parezca mentiras, sí que tiene efectos reales, que afecta directamente a miles de personas que dependen de este juego para su alimentación.

About The Author

Productor Multimedia, fiel seguidor de las nuevas tendencias tecnológicas, los videojuegos y la música.