Noticias

Se agota el plazo para sumarse a la Facturación Electrónica obligatoria en Colombia


A partir del 01 de Enero de 2019, todas aquellas empresas que hagan parte del grupo de Grandes Contribuyentes deberán empezar a facturar electrónicamente por obligación, reemplazando la tradicional factura emitida por computador; de acuerdo con la Ley de Factura Electrónica que comenzará a regir en Colombia para esa fecha.

El Decreto 2242 de la DIAN, fue creado para la masificación de este nuevo modelo que obliga a las empresas a iniciar la adaptación de esta nueva tecnología dentro de su compañía, y así mismo la respectiva capacitación de personal para lograr dar cumplimiento.

A pesar de que el gobierno, a través de la DIAN, ha estado brindando información y concientizando a las empresas durante los últimos meses sobre la importancia de este nuevo esquema de facturación en Colombia, muchos todavía no tienen clara la importancia de la implementación de la factura electrónica, un tema serio y delicado para los empresarios, pues no cumplir con la medida los expone a  sanciones (establecidas en el artículo 651 del Estatuto Tributario).

Las empresas que no comiencen a facturar electrónicamente dentro de los plazos establecidos no tendrán forma de generar facturas, es decir, generar ingresos, además recibirán las sanciones legales que esto implica, que de acuerdo con la DIAN, incluyen multas hasta del diez por ciento (10%) del valor de las operaciones no facturadas, e inclusive el cierre definitivo del negocio en caso de reincidencia.

De acuerdo con la compañía consultora en Tecnología Informática, Consensus, una empresa tarda cerca de 5 meses para habilitar esta implementación, y a poco más de tres meses para que entre en vigencia la ley, la recomendación es no dejar para última hora este proceso para evitar futuros dolores de cabeza.

¿Cuáles son los beneficios de la Facturación Electrónica?

Hay que tener claro que esta implementación no está relacionada con el pago de nuevos impuestos, por el contrario, la Facturación Electrónica trae muchos beneficios.

Por una parte, el estado aplicará una modernización del recaudo de impuestos y podrá evitar su evasión, mientras que las empresas podrán mejorar la relación con clientes y proveedores, y generar transparencia y trazabilidad al mismo tiempo que dan cumplimiento a las obligaciones tributarias. Los consumidores también serán beneficiados al recibir de manera digital los recibos, lo que podría facilitar el control de gastos.

No solo las empresas clasificadas como Grandes Contribuyentes y aquellas empresas seleccionados paulatinamente a través de resoluciones de la DIAN podrán comenzar implementar este nuevo sistema de facturación, aquellas empresas que quieran reemplazar ya el sistema de facturación manual o por computador y empezar a facturar electrónicamente de forma voluntaria, tendrán un total de 6 meses para habilitarse como facturadores electrónicos.


Comentarios

MÁS POPULAR

Volver